¿Cómo utilizar la moneda virtual?

Para hacer uso de esta moneda virtual necesitaremos descargar un software en el ordenador o en nuestro móvil que nos servirá de «monedero virtual» y generará una dirección bitcoin, que podrá ser utilizada para enviar y recibir dinero de otros usuarios. Como usuario puedes utilizar uno o varios monederos virtuales que tendrán sus contraseñas de seguridad y su sistema de encriptación. En este sentido es habitual que los monederos online pidan una doble confirmación de las contraseñas a través de SMS. La Ley General Tributaria dice que hay que declarar los bienes y derechos; pero en las categorías específicas para declarar las criptodivisasno aparecen como tales.

La gran diferencia es que el precio de las criptodivisas es mucho más volátil y, como no hay ningún organismo que las controle, sube y baja en función de cómo se mueva el mercado. Para entender la peculiaridad de las criptodivisas, hay que fijarse en otros sistemas monetarios. Este tipo de criptodivisas pueden ser pequeños proyectos poco conocidos, pero si el proyecto es más grande puede aparecer en una bolsa. A diferencia de las monedas tradicionales, las criptodivisas permiten las microtransacciones, basadas en la divisibilidad de sus unidades.

Empresas como Criptan planean lanzar una tarjeta de débito y una pasarela de pago en bitcoins para más de 10.000 hoteles y para una cadena de supermercados. El bitcoin es la primera moneda electrónica que logró establecerse con cierta solvencia, pero no la primera en aparecer. La tecnología blockchain que las sustenta permite modelos descentralizados y seguros entre participantes que no se conocen ni confían entre sí, lo que hace posible la existencia de monedas sin una autoridad central. Busca en internet introduciendo el nombre de la empresa y de la criptodivisa y añade palabras como «review , «scam o «complaint , si haces la búsqueda en español, añade palabras como comentario , scam o complaint.

No se trataría de una nueva moneda o criptodivisa, sino que un euro digital tendría el mismo valor que un euro en efectivo. Los «clubes de inversión son grupos promovidos por personas físicas que se hacen pasar por expertos profesionales en monedas virtuales, pero no tienen ningún respaldo para entregar el dinero invertido ni sus rendimientos y sólo buscan atraer a más inversores». Dice que muchos clientes quieren tener parte de su patrimonio invertido en criptodivisas, pero también se utiliza para pagar sueldos, como los que él y su socio en otra empresa hacen a sus 45 empleados, y pagos internacionales. Todo editor de prensa que ha querido ilustrar su artículo sobre el bitcoin o las criptodivisas se ha encontrado con el problema de su virtualidad, de ahí esas imágenes de monedas brillantes con una gran B de bitcoin.

Las monedas virtuales que se negocian a través de plataformas en diferentes países sufren una gran volatilidad en el mercado al no estar reguladas. Se trata de un instrumento en el que una empresa ofrece a los inversores una determinada cantidad de tokens basados en una plataforma blockchain previamente existente a cambio de criptodivisas o dinero fiduciario. La volatilidad de las monedas digitales es inmensamente mayor que los altibajos de monedas como el dólar o el euro.

Referencias: